Noticias: ¿Cuál es tu duda?

Aunque parezcan estables, las parejas siempre tienen diferencias y nuevos retos a los que enfrentarse cuando el objetivo es conseguir juntas la felicidad. Atendiendo a esto, y aprovechando la próxima visita del psicólogo y terapeuta familiar Alberto Rodríguez, indagamos cuáles son las principales interrogantes que afectan a las relaciones modernas. El Dr. Rodríguez nos dio las respuestas.

El problema sexual de hoy

El deseo es el gran problema sexual de nuestra época. Cuando los dos miembros de la pareja trabajan y están fuera de casa mucho tiempo, y además hay que cuidar de los hijos y hacer las mil tareas de la vida cotidiana, no siempre se encuentra tiempo para el sexo.

Qué amenza la vida en pareja

Una de las cuestiones que más influye hoy día es precisamente haber roto con muchos convencionalismos. Las parejas modernas han acabado con muchas imposiciones. Quieren igualdad e independencia. El resultado es que las personas son más libres y exigentes, y eso está bien. Pero tiene una contrapartida: tienen que decidir sobre lo que antes venía impuesto, quieren ser felices por encima de todo y tienen menos paciencia para tolerar los problemas conyugales.

Características de un matrimonio saludable

Para eso no hay normas establecidas porque lo principal es ajustarse al otro. Sí tenemos algunas ideas de lo que hace que una pareja se mantenga: formar un vínculo basado en la amistad y tener un proyecto común que dirija sus vidas y relaciones. Estas parejas no tienen menos conflictos, pero los resuelven mejor porque son capaces de comunicarse con eficacia sus deseos y sentimientos. Comparten una historia repleta de símbolos y situaciones que les unieron y se cuentan cada día los pequeños detalles del trabajo y la familia. Además, se esfuerzan por tener espacios para ellos e introducen pequeños cambios en la rutina.

“Probar más cosas no significa necesariamente tener mejor sexo”.

¿Quieres probar?

La experimentación sexual es buena si hay un acuerdo en qué hacer y cómo. Lo que es malo es sentirse obligado a experimentar cosas diferentes. Algunos sexólogos, y las películas, han trasmitido la idea de que una sexualidad sana implica tener que probar cosas diferentes constantemente, y eso es un error. Probar más cosas no significa necesariamente tener mejor sexo.

¡Reinventar y reinventar!

Pero no solo en sexualidad. La vida es un continuo reinventarse en todo. Nuestro cerebro tiene una enorme capacidad para crear rutinas, y eso es bueno para nuestra supervivencia y a veces malo para nuestra felicidad. Un poquito de novedad de vez en cuando espabila a nuestro cerebro.

¿Felices hasta los 5?

La idea de los cinco años está basada en los estudios sobre la evolución. Ese es el período que hace falta para crear una pareja, tener un hijo y cuidarlo hasta que sea más o menos maduro. A estas alturas los humanos seguimos pagando un precio por lo que somos evolutivamente, pero somos también libres para decidir. Y nuestra libertad es más potente que nuestra herencia.

La infidelidad viene de la necesidad que tienen las personas de buscar algo que todavía no han encontrado. Y tiene mucho que ver con que nuestro impulso sexual en estado puro es el más potente de la naturaleza. ¡Somos el animal que tiene el deseo más potente de todo el planeta! Por eso tenemos un planeta cada vez más lleno de gente.

Formación

El 28 de junio, Alberto Rodríguez Morejon impartirá el curso “Terapia sexual y de pareja”, dirigido a profesionales y estudiantes de la salud mental. También podrás escucharlo el 7 de julio en Unibe, y del 30 de junio al 4 de julio en la Universidad Católica. Más info: 809.566.9304 y 829.633.8939.

829Music.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *