Ward venció al Dominicano Rodríguez por fallo unánime

ONTARIO, California, EE.UU. AP. Andre Ward volvió a los cuadriláteros, tras una ausencia de 14 meses, y se apuntó el sábado un triunfo claro por decisión unánime sobre el dominicano Edwin Rodríguez, para defender su título de los supermedianos de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Ward (27-0) ganó prácticamente todos los asaltos en una exhibición avasalladora sobre Rodríguez, que marchaba invicto, en el Citizens Business Bank Arena. Los jueces dictaminaron 118-106, 117-107 y 116-108 en favor de Ward sobre un púgil caribeño que fracasó la víspera en su intento de dar el peso para la contienda. Así, aunque Rodríguez hubiera ganado, no se habría embolsado el título. De cualquier modo, quedó muy lejos de una victoria.

“No siempre voy a tener un desempeño espectacular, pero un triunfo es un triunfo”, dijo Ward. “Creo que sí estuve muy bien después de no pelear durante 14 meses. Me alegro por haber vuelto”.

El estadounidense superó a Rodríguez (24-1) desde el campanazo inicial, recurriendo al jab y a la pelea en corto para controlar el ritmo y rumbo de cada episodio. Rodríguez respondió con tácticas cada vez más desesperadas, incluso golpeando a Ward cuando estaban en el clinch o propinándole puñetazos en la nuca.

También fue creciendo la frustración del referí Jack Reiss, quien en el cuarto asalto ordenó que se descontaran puntos a los dos contrincantes, por golpearse cuando habían terminado las acciones.

Ward siguió castigando al dominicano, cuya desesperación se manifestó también en golpes errados contra un púgil que se defendió mejor.

“No quiero faltarle al respeto a Edwin, pero él realmente no vino a ganar sino a buscar un golpe de suerte”, dijo el estadounidense. “Quiere sujetar y ensuciar la pelea. Y espera sorprendente con algún gran golpe. Hay que aprender a pelear contra tipos así”.

Ward no peleaba desde septiembre de 2012, cuando se impuso al ex campeón semipesado Chad Dawson en lo que ha sido quizás la actuación más impresionante en su carrera profesional.

Se sometió a una cirugía del manguillo rotador del codo, donde sufrió una ruptura, antes de distanciarse de su promotor Dan Goossen y de pasar problemas a fin de encontrar un rival viable para el combate que marcaría su regreso.

Halló finalmente a Rodríguez, un boxeador invicto de 28 años, que tuvo su primera oportunidad de conseguir un título. Pero el quisqueyano no logró siquiera dar el peso el viernes, lo que le costó además una multa de aproximadamente 200.000 dólares.

“Estuve aquí con un boxeador más alto”, dijo Ward. “Aprovecho todos los pequeños detalles para una pelea, todo lo que se habla es para mí una motivación. No es algo personal, pero siempre corro esa milla adicional, entreno ese asalto adicional cuando oigo que los futuros rivales hablan mucho”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *